ComunicadosElecciones

La Confederación Intersindical ante las elecciones generales del 10 de noviembre

La Confederación Intersindical considera necesario un cambio de políticas sociales, laborales y económicas que pongan en el centro a las personas y al planeta.

La Confederación Intersindical entiende que hay que aplicar un plan de choque urgente para hacer frente a la emergencia climática, a las violencias machistas, al paro, a la precariedad, a la exclusión y a las desigualdades sociales que impregnan el mercado laboral y la sociedad por efecto de las políticas antisociales, los recortes y la pérdida de derechos. Es por ello que se apuesta por un cambio de las políticas que se han de desarrollar en el futuro para favorecer un cambio real que beneficie las trabajadoras y trabajadores, los sectores sociales más desfavorecidos y la mayoría de la sociedad, que no puede soportar por más tiempo las actuales condiciones laborales y de vida.

Para la Confederación Intersindical se necesitan medidas como: el blindaje de las normas medioambientales, la aplicación urgente del Convenio de Estambul y la dotación presupuestaria de la Ley contra la Violencia de Género y la Ley de Igualdad, la derogación de las dos últimas Reformas Laborales, la Ley Mordaza y la Reforma de las Pensiones de 2011 y 2013; la mejora de la calidad del trabajo y de los salarios; el fin de la brecha salarial y de todas las discriminaciones en el mercado laboral por razón de género, orientación sexual, edad o procedencia; el aumento del SMI; el establecimiento de la renta básica universal; el incremento de los servicios públicos de titularidad pública; la reforma fiscal progresiva y el fin del fraude fiscal; la desaparición de la economía sumergida y de las situaciones contractuales irregulares, que proliferan tanto en los últimos tiempos.

En cuanto a los derechos civiles, es un pensamiento generalizado que ha habido un retroceso en los valores democráticos en el conjunto del Estado español. La negación sistemática y la vulneración constante de la libertad sindical, la libertad de pensamiento, de expresión, de reunión y manifestación han sido una constante en los últimos años que tiene que acabar inmediatamente restituyendo los derechos colectivos e individuales.

Finalmente, la Confederación Intersindical considera que para facilitar estos cambios y estas políticas, es necesario y urgente la organización y la movilización de las trabajadoras y trabajadores y de los sectores sociales más desfavorecidos. Sólo así obligaremos al futuro gobierno a escucharnos y a tomar las medidas necesarias para alcanzar un estado de bienestar para todas y todos. Porque sin movilización social y laboral no será posible un cambio real ni avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Secretariado de la Confederación Intersindical | 6 de noviembre de 2019

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba