ComunicadosDestacadoPensiones

En favor de las pensiones públicas. Los acuerdos no pueden socavar el derecho a las pensiones dignas

El acuerdo entre, el ministro Escrivá con la firma de CC.OO., UGT, CEOE y CEPYME avanza en el objetivo marcado por Bruselas de retrasar de la edad efectiva de jubilación, torpedear las pensiones públicas y entregar a las entidades financieras cientos de miles de millones de euros para reforzar los planes de pensiones privados. José Luis Escrivá, pretende que la población activa vea como necesidad un plan de pensiones de empleo en 2030 como modelo de complemento y con el acuerdo de la gran patronal y las centrales sindicales. No nos podemos llevar a engaño en una reforma en varias fases donde este 28 de junio se ha firmado la parte amable que es ligar las subidas al IPC y derogar el factor de sostenibilidad. La primera es una conquista impulsada por la coordinadora de pensiones, la segunda cambiará de nombre, con otro acuerdo a unos meses, el factor de sostenibilidad por factor de equidad intergeneracional que persigue el mismo objetivo de alargar la vida activa y reducir la cuantía de las nuevas pensiones.

Desde la Confederación Intersindical denunciamos el abandono de la subida de las pensiones mínimas muy lejos de los 1.080€, la carta social y sin atajar la profunda brecha de género. En realidad, es la transferencia de cientos de miles de millones de euros de ahorros a los gestores de pensiones privadas (banca, aseguradoras y los grandes fondos de inversión). En esa dirección, el Ministerio ya está trabajando en una ley que para 2022 pretende crear un macro fondo de pensiones de promoción pública, dinero de los trabajadores y gestión privada, es decir, en manos de las entidades financieras. 

La acción de Escrivá con este acuerdo es obedecer lo marcado por las líneas neoliberales de Europa: subir la edad de jubilación. Frente a la oposición que pueda haber, estudia lanzar un bono para los trabajadores y trabajadoras que decidan voluntariamente alargar su vida laboral. Esto es parte de la hipoteca de fondos europeos, Next Generation EU. Tanto CCOO como UGT y CSIF, serán cómplices de la privatización de las pensiones por obtener un trozo del pastel. No olvidemos que CCOO y UGT son accionistas, junto con BBVA, de una gestora de Planes de Pensiones de Empleo: GESTION DE PREVISION Y PENSIONES, E.G.F.P.S.A.

Pero esta propuesta no solo obedece a las imposiciones neoliberales marcadas desde Europa, sino que de este modo obvia que la solución a la sostenibilidad de las pensiones no pasa por reducir sus cuantías sino por incrementar los ingresos de la Seguridad Social combatiendo para ello el desempleo, incrementando el Salario Mínimo Interprofesional y derogando las reformas laborales de 2010 y 2012. Sin derogar las reformas laborales y con una tasa de paro juvenil más alta de la UE, prolongar la vida activa es una quimera, donde además, miles de personas trabajadoras son expulsadas del mercado de trabajo con más de 50 años y engrosan las listas del desempleo de larga duración.

Viendo las medidas acordadas y lo que no se ha tocado o pretende hacerse igual, no van a poder esconder que están vinculadas a la denominada “mochila austriaca”, y el gobierno ya camina en esa dirección. No solo pretenden la privatización de las pensiones y que las indemnizaciones por despido desaparezcan, ya que quedarían sustituidas por la mochila austriaca. Realmente lo que hacen, es crear un fondo para el despido y debilitar las instituciones públicas para expandir los entes privados. Es algo que deberíamos evitar, y trabajar para hacerlas activas, eficientes y potentes. 

Desde la Confederación Intersindical denunciamos la falsa mejora de este acuerdo en favor de un sistema justo de pensiones públicas y exigimos el mantenimiento de las pensiones públicas, la derogación de las reformas laborales, la no prolongación de la vida activa, pensiones mínimas de 1.080€ y la eliminación de la brecha de género en las pensionistas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba