ComunicadosLGTBI

17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia

El 17 de mayo, se celebran 27 años desde la eliminación de la homosexualidad de las listas de enfermedades mentales por parte de la Organización Mundial de la Salud.

Desde el 2005, se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia. Es decir, contra el odio hacia la diversidad afectiva y sexual y las múltiples identidades de género.

Aunque el 17 de mayo de 1990 la homosexualidad se eliminó de la Clasificación internacional de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las relaciones entre personas del mismo sexo se siguen criminalizando en 70 países, de los cuales cinco todavía aplican la pena de muerte a los homosexuales.

Este año todo está mediatizado e influenciado por la pandemia y las medidas de confinamiento, de distanciamiento social, sociales y económicas. Este año celebramos el 17 de mayo poniendo en el punto de mira la agudización de las discriminaciones y las injusticias por mor de esta situación extraordinaria.

La Federación Estatal de Gais, Lesbianas, Trans y Bisexuales (FELGTB), la entidad de derechos humanos OutRight Action International e ILGA Europa, entidad referente a nivel internacional a la que pertenece FELGTB, alertan de la situación de especial vulnerabilidad en la que se encuentran muchas personas del colectivo LGTBI (1) como consecuencia de la crisis del COVID-19 puesto que el confinamiento y la privación temporal de libertad agrava las discriminaciones ya existentes.

El informe de la OutRight Action International (2), identifica estos desafíos específicos que enfrentan las personas LGBTIQ en esta situación:

  • Devastación de los medios de subsistencia : aumento de la inseguridad alimentaria y de los refugios como resultado de la pérdida de empleos, y la caída económica como resultado de la sobrerrepresentación de las personas LGBTIQ en el sector informal y la amplia libertad laboral;
  • Interrupciones en el acceso a la atención médica , medicamentos cruciales incluidos para el VIH y tratamientos de afirmación de género, y renuencia a buscar atención médica debido a la discriminación, el estigma y el rechazo de los servicios experimentados por personas LGBTIQ incluso fuera de una pandemia;
  • Riesgo elevado de violencia doméstica y familiar : la forma más frecuente de violencia que afecta a las personas LGBTIQ en el día al día aumentado en circunstancias de encierros, toques de queda y falta de acceso a servicios de apoyo y recursos comunitarios;
  • El aislamiento social y el aumento de la ansiedad aumentan aún más al quedar aislados de las familias elegidas y la comunidad LGBTIQ;
  • Chivo expiatorio, discriminación social y estigma: hay una historia desafortunada de personas LGBTIQ culpadas por situaciones de emergencia, lo que lleva a una mayor estigmatización, marginación, violencia y peligro;
  • Abuso del poder estatal : la represión, la exclusión y la criminalización están limitados en países propensos al autoritarismo y las ideologías regresivas de género, y algunos estados afectados la situación de emergencia para reprimir específicamente a las personas LGBTIQ;
  • Las preocupaciones sobre la supervivencia organizacional : amplificar aún más los efectos son los problemas en las organizaciones y espacios de la comunidad LGBTIQ, que son un salvavidas para innumerables personas LGBTIQ. Las organizaciones ahora tienen un futuro incierto con recortes de fondos, cierres patronales y tener que cambiar las actividades en línea mientras aumentan los pedidos de apoyo directo y práctico.

Es por ello por lo que hoy, desde la Confederación Intersindical, renovamos nuestro compromiso con la justicia y las reivindicamos por la igualdad efectiva de derechos jurídicos y sociales del colectivo LGTB+, así como el respeto total a la orientación sexual y a la identidad de género de cada persona. ROMPEMOS EL SILENCIO, celebrando la LIBERTAD de AMAR, y exigiendo que se legisle para garantizar los derechos de las personas LGTBI+.

Exigimos que se siga avanzando en el ámbito educativo y en los demás ámbitos sociales, como reflejo de la diversidad que cada individuo tiene y de la pluralidad que los Estados tienen la obligación de respetar y hacer cumplir. Que se enfrenten y denuncien, por todos los medios posibles, las actitudes y posiciones homófobas, excluyentes, racistas, fascistas, que últimamente se están produciendo en el ámbito educativo, contra la libertad de la educación, contra la educación en y para la diversidad, contra la educación sexual y afectiva.

Es necesario, más que nunca y en previsión de las consecuencias que provoque la pandemia que estamos sufriendo, en todos los ámbitos, que se reconozca y fortalezca el papel de la educación en la formación del respeto a los derechos humanos. La educación pública de calidad es un servicio público de primer orden que garantiza la igualdad, la equidad, la justicia, la diversidad, hace frente a la discriminación luchando contra los prejuicios y los estereotipos de género, el acoso y el acoso escolar, incluido el de carácter homófobo, para ello tiene que estar “en forma”, suficientemente valorada, con la financiación necesaria y el apoyo normativo para poner en pie todo ese trabajo y esos valores con las suficientes garantías.



  1. “Vulnerability Amplified: The Impact of the COVID-19 Pandemic on LGBTIQ people”, OutRight Action International documents the effects of the pandemic on LGBTIQ people.
  2. Rainbow Europe. Situación de los Derechos Humanos en Europa y Asia central para las personas LGTBI, país a país.


Antes del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, la campaña Free and Equal de las Naciones Unidas ha lanzado un hermoso video que invita a todos a romper el silencio

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba